Tamaño de una tarjeta plástica

Esta es la pregunta del millón. Muchos ( por no decir todos ) al momento de sentarse frente a frente a su asesor o agente de imprenta de confianza hace esta pregunta. ¿ Cuál es el tamaño ideal para hacer una tarjeta hecha de plástico?

La respuesta, que en este sentido solemos dar a los preocupados clientes, casi siempre es la misma. Sin temor a equivocarnos, recomendamos hacer una tarjeta plástica comercial y personalizada bajo la medida estándar de una tarjeta de visita, es decir (8,5 x 5,5 cm) esta medida otorgará algunas ventajas, entre las que destacan la compatibilidad con el tamaño de las ranuras de los portafolios, y la homologación necesaria con las máquinas que suelen procesar a aquellas que están hechas para pasar con frecuencia por las ranuras cajeros automáticos ( dotadas de chip especiales, para la lectura de datos)entre otros.

De igual manera, si tu propósito es hacer tarjetas con banda magnética, código de barras, o QR este seguirá siendo el tamaño ideal, no obstante, es posible que esta medida varíe si por un motivo específico las tuyas así lo ameritan, por ejemplo, si se trata de tarjetas plásticas de consumo en discotecas o pub, es decir de clasificación en zonas vip, o tarjetas asociadas a sistemas de salud privada, las cuales sólo deben presentarse en la recepción de un centro de salud, sin tener que pasar por una máquina determinada.

En estos casos, y desde la primera reunión que tengamos contigo para hacer tu tarjeta plástica, le daremos luz verde a esta idea. Este es un producto de imprenta de amplio uso, es posible de igual manera que quieras ( para hacerlas más novedosas y atractivas) y por ello, nos encargues tus tarjetas de visitas profesionales y de imprenta en este material, desde ahora te decimos que será todo un acierto, y si a este plástico le añades color en ambas caras, o tal vez sólo una tinta porque quieras destacar el blanco y negro y cantos redondeados, no habrá mirada que no se detenga a observarla, detallando así tus datos y pasando directamente al bolsillo del interesado.

Contar con este tipo de tarjeta, además añadirá ventajas de diferente naturaleza, entre las que destacan la económica pues al estar elaboradas en un material resistente al agua, a la humedad en general y de igual manera al calor, hará mucho más rentable tu inversión, pues la durabilidad que que estas presentan supera ampliamente a la cartulina, de cualquier gramaje.

Otro de los aspectos que hace de esta tarjeta una optima elección es su atractivo a la vista. Sin tener que glasofonar, ni añadir brillo en dorso y anverso, porque el plástico como materia prima es ya el mayor recurso de vistosidad con el que sorprender, será un soporte contundente, con cuerpo y mucha presencia, por esta razón bajo ninguna circunstancia será indiferente.

Si es la primera tu primera vez, y buscas una opinión que te haga invertir sin duda alguna, aquí están las razones. Somos expertos y como tales, sabemos que este es un producto con el que llegarás a buen puerto, y sin duda alguna lograrás tu cometido comercial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *